Gustave Flaubert

Escritor francés (1821 – 1880). Frases de «La educación sentimental» y «Madame Bovary»


FRASES DE “LA EDUCACIÓN SENTIMENTAL”

1) La penuria es la madre de la prudencia.

2) Sin idea nada hay grande, sin grandeza nada hay bello.

3) nada humilla tanto como ver a los tontos triunfar en las empresas donde uno ha tropezado.

4) Uno se consuela de las mujeres virtuosas con las otras.

5) No hay clases elevadas; nadie es elevado sino por el corazón.

6) Los afectos profundos se parecen a las mujeres honestas: tienen miedo de ser descubiertos, y pasan la vida con los ojos bajos.

7) En cuanto a manifestar una opinión, la más equitativa, según mi sentir, y la más fuerte, es no tener ninguna.

8) Las buenas almas se extasían con el Código Civil, obra fabricada, por más que se diga, con el espíritu mezquino, tiránico; porque el legislador, en vez de cumplir su misión, que es regularizar la costumbre ha preferido modelar la sociedad como un Licurgo.

9) Siempre queda en la conciencia algo de los sofismos que en ella han penetrado; se conserva el sabor, como sucede con un licor de mala clase.

10) El egoísmo es base solida para la prudencia.

11) Nunca hay deshonra en reconocer las propias fallas.

12) Hay hombres que solo tienen por misión entre los demás la de servir de intermediarios; se pasa por ellos como sobre puente y se va más lejos.

13) Uno se refugia en la medianía, por desesperación de lo hermoso que uno ha soñado.


FRASES DE «MADAME BOVARY»

1) La palabra humana es como un caldero cascado en el que tocamos melodías para hacer bailar a los osos cuando quisiéramos conmover a las estrellas.

2) El aplomo depende de los ambientes en que uno está.

3) Si nuestros dolores pudieran servirle a alguien nos consolaríamos con la idea del sacrificio.

4) La denigración de las personas a quienes amamos siempre nos aleja de ellas un poco.

5) De todas las borrascas que caen sobre el amor, ninguno lo enfría y lo desarraiga tanto como las peticiones de dinero.