Oscar Wilde

Escritor irlandés (1854 – 1900). Contenido: Frases de “El retrato de Dorian Grey”, “La importancia de llamarse Ernesto” y “De Profudis”; libros escritos por Oscar Wilde y libros sobre la obra de Oscar Wilde.

 

FRASES DE “EL RETRATO DE DORIAN GREY”

el_retrato_de_dorian_grey
Frases de “El retrato de Dorian grey”

1) He aprendido a amar el secreto. Parece ser la única cosa que puede hacernos la vida moderna misteriosa o maravillosa.

2) Ser natural es una pose, y la más irritante que conozca.

3) En cuanto a creer en las cosas, las creo todas con tal de sean enteramente increíbles.

4) La conciencia y la cobardía son realmente lo mismo. La conciencia no es más que el nombre registrado de esa razón social.

5) Elijo a mis amigos por su buen aspecto, a mis simples conocidos por su buen carácter y a mis enemigos por su buena inteligencia.

6) No puedo evitar detestar a mis parientes. Supongo que esto se debe a que ninguno de nosotros puede soportar la vista de otros que tengan los mismos defectos.

7) Las masas sienten que la embriaguez, la estupidez y la inmoralidad deben ser propiedad suya y si alguno de nosotros asume esos defectos, es como si cazase en sus vedados.

8) Prefiero las personas a sus principios, y prefiero antes que nada en el mundo a las personas sin principios.

9) Los que son fieles conocen el lado trivial del amor únicamente; el infiel es el que conoce las tragedias del amor.

10) Nada hay que no pueda expresar el arte.

11) Influir sobre una persona es transmitirle nuestra propia alma.

12) El único medio de desembarazarse de una tentación es ceder a ella. Si la resistimos, nuestras almas crecerán enfermas, deseando las cosas que se han prohibido a sí mismas y, además sentirán deseo por lo que unas leyes monstruosas han hecho monstruoso e ilegal.

13)  Se ha dicho que los grandes acontecimientos tienen lugar en el cerebro. Es en el cerebro y solamente en él donde tienen lugar asimismo los grandes pecados del mundo.

14) Nada puede curar mejor el alma que los sentidos, y nada puede curar mejor los sentidos que el alma.

15) La gente dice a veces que la belleza es solamente superficial. Puede ser. Pero siquiera no es tan superficial como el pensamiento.

16) Únicamente la gente limitada no juzga por las apariencias. El verdadero misterio del mundo es el visible no el invisible.

17) La única diferencia que hay entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho dura un poco más de tiempo.

18) Adoro los placeres sencillos. Son el último refugio de lo complejo.

19) Me pregunto quién definió al hombre como un animal racional. Es la más prematura de las definiciones. El hombre es una multitud de cosas, pero no es racional.

20) Los jóvenes quieren ser fieles y no lo son; los viejos quieren ser fieles y no pueden.

21) Puedo soportar la fuerza bruta, pero la razón bruta es insoportable.

22) Para probar la verdad hay que verla sobre la cuerda floja. Cuando las verdades se vuelven acróbatas, podemos juzgarlas.

23) Cuanto menos se hable de las llagas de la vida, mejor.

24) La ventaja de las emociones consiste en extraviarnos, y la ventaja de la Ciencia, en no conmovernos.

25) La Humanidad se toma a sí misma demasiado en serio. Es el pecado original del mundo. Si el hombre de las cavernas hubiera sabido reír, la Historia  habría sido muy diferente.

26) Para volver a ser joven no tiene uno más que repetir sus locuras.

27) Los hombres se casan por cansancio las mujeres por curiosidad.

28) Las mujeres son un sexo decorativo. No tienen nunca nada que decir, pero lo dicen de modo encantador.

29) Las mujeres representan el triunfo de la materia sobre la inteligencia, exactamente como los hombres representan el triunfo de la inteligencia sobre las costumbres.

30) Una gran pasión es el privilegio de la gente que no tiene nada que hacer.

31) Los que no aman más que una vez en su vida son los verdaderamente superficiales. Lo que ellos llaman su lealtad y su fidelidad lo llamo yo sopor de la costumbre o falta de imaginación en ellos.

32) La fidelidad es a la vida emocional lo que la estabilidad es a la vida intelectual: una simple confesión de fracasos.

33) Las mujeres vulgares no excitan nunca nuestra imaginación.

34) Cuando está uno enamorado comienza siempre por engañarse uno mismo y acaba por engañar a los demás.

35) Son las personalidades y no los principios los que conmueven sus épocas.

36) A la gente le gusta prodigar aquello que necesita más. Es lo que yo llamo el abismo de la generosidad.

37) Los buenos artistas existen simplemente en su producción, y por consecuencia resultan faltos de interés en si mismo.

38) Los poetas inferiores son absolutamente fascinantes. Cuanto peor riman, más pintorescos parecen.

39) La gente vulgar espera a que la vida le descubra sus secretos, pero a la minoría, al elegido, le son revelados los misterios de aquella antes que caiga el velo.

40) La experiencia no tiene valor ético. Los hombres dan únicamente nombre a sus errores.

41) Los hijos empiezan por amar a sus padres; cuando envejecen los juzgan; algunas veces los perdonan.

42) Estar enamorado es superarse uno mismo.

43) Cada vez que un hombre hace una cosa claramente estúpida es siempre por el más noble de los motivos.

44) Yo nunca apruebo ni desapruebo cosa alguna. Es adoptar una actitud absurda con la vida. No hemos sido enviados al mundo para pregonar nuestros prejuicios morales.

45) La verdadera desilusión del matrimonio es que hace del que lo consuma un altruista. Y los altruistas son incoloros. Carecen de personalidad.

46) Hay ciertos temperamentos a los cuales el matrimonio vuelve más complejos. Conservan su egotismo y hasta lo aumentan. Se ven obligados a tener más de una vida.

47) Llegar a estar más elevadamente organizados, y estar organizados más elevadamente es, a mi juicio, la finalidad de la vida del hombre.

48) La razón por la que pensamos bien de los demás es que estamos espantados de nosotros mismos.

49) Cuando somos dichosos somos siempre buenos; pero cuando somos buenos no siempre somos dichosos.

50) La moralidad moderna consiste en alistarse bajo la bandera de su propio tiempo.

51) Los bellos pecados, como todas las bellas cosas, son el privilegio de los ricos.

52) Ningún hombre civilizado deplora nunca un placer y un hombre incivilizado no sabe jamás lo que es un placer.

54) Las mujeres nos tratan exactamente como la Humanidad trata a sus dioses. Nos adoran y están siempre molestándonos con alguna petición.

55) Las mujeres, como ha dicho un sabio francés ingenioso, nos inspiran el deseo de ejecutar obras maestras y nos impiden siempre llevarlas a cabo.

56) Ser bueno es estar en armonía consigo mismo y no serlo es verse forzado a estar en armonía con los demás.

57) No hay más que dos clases de personas verdaderamente fascinadoras: las que saben absolutamente todo y las que no saben absolutamente nada.

58) El secreto de la permanente juventud consiste en no tener nunca una emoción que siente mal.

59) Siempre hay algo de ridículo en las emociones de las personas que ha dejado uno de amar.

60) Las mujeres están mejor constituidas que los hombres para soportar las penas. Viven de sus emociones. No piensan más que en éstas. Cuando eligen amantes, es sencillamente para tener alguien a quien poder armar escándalos.

61) El único medio de que dispone una mujer para poder reformar a un hombre es aburrirle tan completamente, que pierde el todo interés posible por la vida.

62) Las buenas resoluciones son vanos intentos para estorbar las leyes científicas. Su origen es pura vanidad. Su resultado, absolutamente nihil. Nos proporcionan, de cuando en cuando, algunas se esas fastuosas emociones estériles que tienen cierto encanto para el débil.

63) Las mujeres no saben nunca cuando ha bajado el telón. Quieren siempre un sexto acto, y proponen continuar el espectáculo cuando ha desaparecido por completo el interés de la obra. Si se les permitiese obrar a su antojo, toda comedia tendría un final trágico y toda tragedia concluiría en una farsa.

64) No deposite usted nunca su confianza en una mujer que use el malva, cualquiera que sea su edad, o en una mujer de treinta y cinco años aficionada a las cintas rosa. Eso quiere decir siempre que tienen una historia.

65) Elegir algún otro admirador cuando se pierde al que tenía. En la buena sociedad esto rejuvenece siempre a una mujer.

66) Temo que las mujeres aprecian la crueldad, la absoluta crueldad, más que ninguna otra cosa. Tienen admirables instintos primitivos. Las hemos emancipado, pero ellas siguen siendo esclavas, buscando dueño, a pesar de todo. Les gusta estar dominadas.

67) Si no se habla de una cosa horrible, es como sino hubiera sucedido.

68) Convertirse en el espectador de su propia vida, es escapar de los sufrimientos.

69) Ningún hombre encuentra dos veces su ideal. Son escasos los que la encuentran una.

70) Hasta la remembranza de la dicha tiene sus amarguras, y el recuerdo de los placeres, su dolor.

71) La sociedad, la sociedad civilizada al menos, no está nunca dispuesta a creer nada en detrimento de quienes son simultáneamente ricos y seductores. Se da cuenta instintivamente de que las maneras tienen más importancia que la moral.

72) ¿Es una cosa tan terrible la insinceridad? Yo creo que no. Es simplemente un método con el cual podemos multiplicar nuestras personalidades.

73) El pecado es una cosa que se inscribe por si mismo sobre el rostro de un hombre. No puede estar oculto.

74) En este país basta que un hombre tenga distinción y talento para que cualquier mala lengua la emprenda contra él.

75) Hay derecho a juzgar a un hombre por al influencia que tiene sobre sus amigos.

76) Es perfectamente monstruosa la costumbre que tiene la gente, hoy día, de decir cosas contra uno, y a su espalda, que son absoluta y enteramente ciertas.

77) Cuando una mujer se vuelve a casar, es porque destetaba a su primer marido. Cuando un hombre se vuelve a casar, es porque adoraba a su primera esposa. Las mujeres prueba suerte; los hombres arriesgan la vida.

78) Las mujeres nos aman por nuestros defectos. Si tuviésemos los suficientes, nos perdonarían todo, hasta nuestra inteligencia.

79) No me diga usted que ha agotado la vida. Cuando un hombre dice eso, sabe uno que la vida es la que le ha agotado a él.

80) Un hombre puede ser feliz con cualquier mujer siempre que no la ame.

81) Me gustan los hombres que tienen un porvenir y las mujeres que tienen un pasado.

82) Me pone malo las mujeres que lo aman a uno. Las mujeres que nos odian son mucho más interesantes.

83) Los días son demasiado breves para soportar sobre los hombros el peso de los errores del prójimo.

84) En sus relaciones con el hombre, el destino no cierra nunca sus cuentas.

85) Los grandes amores y las grandes penas se destruyen por su propia plenitud.

86) Lo único horrible en el mundo es el aburrimiento. Es el único pecado para el que no existe perdón.

87) En cuanto a los presagios, no existen tales cosas. El destino no nos envía heraldos. Es demasiado sabio o demasiado cruel para eso.

88) Una mujer flirteará con cualquiera en el mundo mientras la gente la esté mirando.

89) Es la incertidumbre la que le encanta a uno. La bruma hace las cosas maravillosas.

90) Todo el mundo puede ser bueno en el campo. Allí no hay tentaciones. Esta es al razón por la que la gente que vive fuera de la ciudad es absolutamente incivilizada.

91) La civilización no es, en modo alguno, una cosa fácil de lograr. Hay únicamente dos maneras de poder alcanzara: una, siendo culto; otra, siendo corrompido.

92) Naturalmente que la vida conyugal es solamente una costumbre, una mala costumbre. Pero añora uno hasta la pérdida de sus peores costumbres. Quizás estás son las que se añoran más. Son una parte esencial de la propia personalidad.

93) Todo crimen es vulgar, exactamente lo mismo que toda vulgaridad es un crimen.

94) El crimen pertenece exclusivamente a la clase baja. No la censuro en modo alguno. Me imagino que el crimen es para ella lo que el arte es para nosotros: sencillamente, un método para procurarse sensaciones extraordinarias.

95) Cualquier cosa se convierte en un placer cuando se hace a menudo.

96) Las cosas de las que está uno absolutamente seguro no son nunca ciertas. Esa es la fatalidad de la fe y la lección de la novela.

97) Por recobrar mi juventud lo haría todo en el mundo, excepto ejercicio; levantarme temprano o ser respetable.

98) En cuanto a los viejos siempre los contradigo. Lo hago por principio. Si les pregunta usted su opinión sobre algo ocurrido ayer, sueltan solamente las opiniones corrientes en mil ochocientos veinte, cuando la gente llevaba corbatín alto, creía en todo y no sabía absolutamente nada.

99) La tragedia de la vida no consiste en ser viejo, sino en haber sido joven.

100) La vida no se rige por la voluntad o por la intención. La vida es una cuestión de nervios, de fibras, de células lentamente formadas, en las que se esconde el pensamiento, y la pasión tiene sus sueños.

101) El artista es el creador de cosas bellas. Revelar el arte y ocultar el artista es la finalidad del arte. (En el prólogo)

102) Un libro no es, en modo alguno, moral o inmoral. Los libros están bien o mal escritos. Esto es todo. (En el prólogo)

103) La única disculpa de haber hecho una cosa inútil es admirarla intensamente. (En el prólogo)

104) Todo arte es completamente inútil. (En el prólogo)

 

FRASES DE “LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO”

1) Una actitud moral elevada es realmente poco ventajosa para la salud y la felicidad.

2) Un hombre que desea casarse, debería saberlo todo o no saber nada.

3) No soy partidario de las relaciones largas. Dan ocasión a que los novios descubran sus mutuos caracteres.

 

FRASES DE “DE PROFUNDIS”

1) La tiranía de los débiles contra los fuertes, es la única que dura.

2) El ligamento de toda compañía, sea en el matrimonio o en la amistad, es la conversación y la conversación tiene que tener una base común, y entre dos personas de cultura muy diferente la única base común es el nivel más bajo.

 

LIBROS DE OSCAR WILDE

1) El Retrato de Dorian Grey

2) La Importancia de Llamarse Ernesto

3) De Profundis

4) El Abanico de Lady Windemere

5) Balada de la Cárcel de Reading

6) La Decadencia de la Mentira

7) El Arte de no Hacer Nada

8) Epístola

9) El Fantasma de Canterville

10) Una Mujer sin Importancia

11) El Joven Rey

12) La Tragedia de mi Vida

13) El Renacimiento del Arte Inglés y Otros Ensayos

14) El Ruiseñor y la Rosa

15) Salomé, Drama en un Acto

 

LIBROS SOBRE LA VIDA Y OBRA DE OSCAR WILDE

1) Agustinoy, Fernando; “Oscar Wilde”; Barcelona 1964.

2) Bell, Thomas H.; “Oscar Wilde”; Buenos Aires 1946.

3) Brasol, Boris de; “Oscar Wilde”; Buenos Aires 1945.

4) Gardinier, Juliet; “Oscar Wilde”; Barcelona 1996.

5) Gide, André; “Oscar Wilde”; Santiago 1934.

6) Harris, Frank; “Vida y confesiones de Oscar Wilde”; Buenos Aires 1944.

7) Juan Arbó, Sebastían; “Oscar Wilde”; Madrid 1960.

8) Winwar, Frances; “Oscar Wilde”; Buenos Aires 1946.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.