Sun Tzu

Filósofo chino (544 – 496 a.c.). Contenido: Frases de “El arte de la guerra”.

 

el_arte_de_la_guerra
Frases de “El arte de la guerra”

1) Todo el arte de la guerra está basado en el engaño.

2) Cuando estalla el trueno es demasiado tarde para taparse los oídos.

3) La victoria es el principal objetivo de la guerra. Si tarda demasiado en llegar, las armas se embotan y la moral decae.

4) Un ataque puede carecer de ingenio, pero es necesario que se realice con la velocidad del relámpago.

5) El que sobresale en la resolución de las dificultades las soluciona antes de que se presenten. El que sobresale en las victorias sobre sus enemigos triunfa antes que las amenazas de éstos se concreten.

6) Si no puedes aplastar sus deseos antes de que nazcan, ni romper sus alianzas cuando están a punto de ser selladas, afila tus armas a fin de conseguir la victoria.

7) La bondad y la justicia pueden servir para gobernar un Estado, pero no para la administración de un ejército, la presteza y la flexibilidad pueden servir para administrar un ejército, pero no para gobernar un Estado.

8) El que no tiene conciencia clara de sus objetivos no sabe replicar al enemigo.

9) Aquel cuyas tropas estén unidas en torno a un objetivo común será el vencedor.

10) La estación apropiada cuenta menos que las ventajas ofrecidas por el terreno; y, a su vez, éstas cuentan menos que la armonía de las relaciones humanas.

11) Estar preparado de antemano para cualquier eventualidad es la más grande de las virtudes.

12) Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, no correrás jamás el más mínimo peligro.

13) Nuestra invencibilidad depende de nosotros; la vulnerabilidad del enemigo, de él.

14) La invencibilidad reside en la defensa; las oportunidades de victoria, en el ataque.

15) Cuando se dispone de medios suficientes, lo adecuado es la defensa; cuando se dispone de medios más suficientes, el ataque.

16) Tomad ventaja de la falta de preparación del enemigo, atacadle en el momento más inesperado, evitad su fuerza y castigad su inconsistencia.

17) Mandar a muchas personas es como mandar a unas pocas. Es cuestión de organización.

18) La fuerza que se enfrenta al enemigo es la fuerza normal; la que se coloca en los flancos es la fuerza extraordinaria. Ningún jefe de ejército puede obtener una ventaja del enemigo sin la ayuda de fuerzas extraordinarias.

19) Si se desea fingir el desorden para atraer a un enemigo, hay que estar bien disciplinado. Solamente entonces se puede fingir la confusión.

20) El verdadero método, cuando hay que mandar hombres, consiste en utilizar al avaro y al tonto, al sabio y al valiente y en dar a cada cual la responsabilidad en las situaciones que le conviene. No confiéis a la gente tareas que no puedan cumplir.

21) Generalmente, el que ocupa el terreno el primero y espera al enemigo tiene la posición más fuerte; el que llega más tarde y se precipita al combate está debilitado.

22) El que es capaz de hacer venir al enemigo por su propia voluntad lo consigue ofreciéndole alguna ventaja. Y el que es capaz de impedir que venga lo hace mermando sus fuerzas.

23) Cuando el enemigo esté en posición más fuerte, has de saber mermarlo, cuando esté bien nutrido, hacerle pasar hambre; cuando esté descansado, obligarle a pasar a la acción.

24) Surge en los lugares que él debe alcanzar; trasládate rápidamente donde no te espere.

25) La certeza de tomar lo que atacas significa atacar un punto que el enemigo no protege. La certeza de conservar lo que defiendes es defender un punto que el enemigo no ataca.

26) Actúo en forma que el enemigo tome mis puntos fuertes por puntos fuertes débiles, mis puntos débiles por fuertes, mientas que yo convierto en débiles sus puntos fuertes y descubro sus fallos.

27) El enemigo debe ignorar dónde me propongo a librar la batalla, porque, si lo ignora, deberá estar preparado en muchos puntos diferentes. Y si se mantiene preparado en muchos puntos, serán poco numerosos los efectivos que yo pueda encontrar en cualquiera de ellos.

28) El que dispone de pocos efectivos debe prepararse contra el enemigo; el que dispone de efectivos abundantes obliga al enemigo a que se prepare contra él.

29) Averigua, pues, los planes del enemigo y sabrás qué estrategia será eficaz y cuál no.

30) Cuando he conseguido una victoria, no vuelvo a emplear la misma táctica otra vez, sino que, respondiendo a las circunstancias, varío mis métodos hasta el infinito.

31) Un ejército evita la fuerza y ataca los objetivos más débiles.

32) Cuando se lucha por una ventaja debe tratarse de un punto estratégico vital.

33) Si un ejército ha sido despojado de su moral, su general, a su vez, perderá la fe.

34) Es necesario dejar una salida a un enemigo cercado. … Muéstrale que existe una tabla de salvación y hazle comprender que existe una solución diferente a la muerte.

35) No fuerces hasta el límite a un enemigo que se encuentra en una situación apurada.

36) Hay caminos que no se deben recorrer, tropas a las que no hay que atacar, ciudades que no se deben sitiar y terrenos que no hay que disputarse.

37) Si sabéis cuál es la conducta a seguir, actuad; no esperéis a las instrucciones.

38) Pondera los peligros inherentes a las ventajas y las ventajas inherentes a los peligros.

39) El que se hace temer por sus vecinos lo consigue haciéndoles daño.

40) Cuando el mundo está en paz, un hombre de bien mantiene la espada al alcance de la mano.

41) Por lo que se refiere a un general, el valor es una cualidad entre otras.

42) El que coloca la vida por encima de todas las cosas quedará paralizado por la indecisión. La indecisión en un general es una enorme calamidad.

43) El que está ansioso por defender su reputación no piensa en otra cosa.

44) El que posee sentimientos humanitarios y compasivos y no teme más que la pérdida de hombres no sabe renunciar a una ventaja temporal a cambio de un beneficio a largo plazo, y es incapaz de abandonar esto para apoderarse de aquello.

45) Si los enviados del enemigo pronuncian discursos llenos de humildad, pero éste continúa con los preparativos, es que va avanzar.

46) Si las tropas están desordenadas, el general carece de prestigio.

47) Si se castiga a las tropas antes de haber conseguido su fidelidad, serán desobedientes. Si no obedecen, serán difíciles de utilizar. Si las tropas son fieles, pero no se aplican sanciones, no se las podrá utilizar.

48) Si las órdenes son, sin excepciones, eficaces, las tropas serán obedientes. Si las órdenes no son siempre eficaces, las tropas serán desobedientes.

49) Conoce al enemigo, conócete a ti mismo y tu victoria nunca se verá amenazada. Conoce el terreno, conoce las condiciones metereológicas y tu victoria será total.

50) La presteza es la esencia misma de la guerra. Aprovéchate de la falta de preparación del enemigo, recurre a itinerarios imprevistos y atácale en donde no esté preparado.

51) Enfrenta a tus tropas a una situación sin salida, de tal forma que ni siquiera ante la muerte tengan la posibilidad de huir.

52) Cuando los oficiales y los hombres se preocupan de las riquezas terrenales, aman la vida por encima de todo.

53) Prohíbe las prácticas supersticiosas, liberando así al ejército de la duda.

54) Un ejército sin agentes secretos es como un hombre sin ojos y oídos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.