Julio Ramón Ribeyro

Escritor peruano (1929 – 1994). Contenido: Frases de “Prosas apátridas”; libros escritos por Julio Ramón Ribeyro y libros sobre la obra de Julio Ramón Ribeyro.

 

Frases de "Prosas apátridas"
Frases de “Prosas apátridas”

1) Conocer el cuerpo de una mujer es una tarea tan lenta y tan encomiable como aprender una lengua muerta. Cada noche se añade una nueva comarca a nuestro placer y un nuevo signo a nuestro ya cuantioso vocabulario. Pero siempre quedarán misterios por develar.

2) La locura en muchos casos no consiste en carecer de razón sino en querer llevar la razón que uno tiene hasta las últimas consecuencias.

3) Podemos memorizar muchas cosas, imágenes, melodías, nociones, argumentaciones o poemas, pero hay dos cosas que no podemos memorizar: el dolor y el placer. Podemos a lo más tener el recuerdo de esas sensaciones pero no las sensaciones del recuerdo.

4) Por cada gran escritor, ¡cuántas malas copias malas tiene que ensayar la naturaleza!.

5) Los conocimientos de un hombre culto pueden no ser muy numerosos, pero son armoniosos, coherentes y, sobre todo, están relacionados entre sí. En el erudito, los conocimientos parecen almacenarse en tabiques separados.

6) Los años nos alejan de la infancia sin llevarnos forzosamente a la madurez.

7) La cultura no es un almacén de autores leídos sino una forma de razonar. Un hombre culto que cita mucho es un incivilizado.

8) Cada amigo es dueño de una gaveta escondida de nuestro ser, de la cual solo él tiene la llave e ido el amigo la gaveta queda para siempre cerrada.

9) Cada instante nos hace otros, no solo porque se añade a lo que somos, sino porque determinará lo que seremos. Solo podremos saber lo que éramos cuando ya nada pueda afectarnos, cuando – como decía alguien – el cuadro quede colgado en la pared.

10) Cada vez más tengo la impresión de que el mundo se va progresivamente despoblando, a pesar del bullicio de los carros y el ajetreo de la muchedumbre. ¡Es tan difícil ahora encontrar una persona¡ No nos cruzamos en la calle sino con con siluetas, figuras, símbolos.

11) El éxito solo puede aumentar si está en contacto con el éxito, porque se refleja en él y se fortifica.

12) La comunicación entre las gentes se da más fácilmente a través de las formas que de los contenidos.

13) Para un padre, el calendario más veraz es su propio hijo. En él, más que en espejos o almanaques, tomamos conciencia de nuestro transcurrir y registramos los síntomas de nuestro deterioro.

14) Nuestra conciencia está excesivamente embarazada por la razón y nuestros ojos empañados por la rutina.

15) ¿Qué importancia tiene vivir uno o cien años? Como el recién nacido, nada vamos a dejar. Como el centenario, nada nos llevaremos.

16) Hace tiempo lo sé, pero siempre lo olvido, que la información no tienen ningún sentido si no está gobernada por la formación.

17) La mayoría de las vidas humanas son simples conjeturas. Son muy pocos los que logran llevarlas a la demostración.

18) Somos un instrumento dotado de muchas cuerdas, pero generalmente nos morimos sin que hayan sido pulsadas todas. Así nunca sabremos qué música era la que guardábamos.

19) Las grandes obras de la creación humana, sean libros sagrados, poemas épicos, catedrales o ciudades son anónimos. Lo importante no es que Leonardo hay producido La Gioconda sino que la especie haya producido a Leonardo.

20) Los hospitales son los puestos fronterizos por donde se canaliza el tránsito entre la vida y la muerte.

21) Nadie mueres antes de a hora. El tiempo que dejamos (al morir) es tan poco nuestro como el que transcurrió antes de nuestro nacimiento. (Citando a Montaigne)

22) El amor, para existir, no requiere necesariamente del consentimiento ni siquiera del conocimiento del ser amada. Podemos querer a una personas que nos desprecia o incluso que nos ignora. La amistad, en cambio, exige reciprocidad, no se puede ser amigo de quien no es nuestro amigo.

 

LIBROS DE JULIO RAMÓN RIBEYRO

1) La Palabra del Mudo

2) Antología Personal

3) Las Botellas y los Hombres

4) Cambio de Guardia

5) Cartas a Juan Antonio

6) La Caza Sutil

7) Crónica de San Gabriel

8) Cuentos de Circunstancias

9) Cuentos Populares

10) Dichos de Luder

11) Los Geniecillos Dominicales

12) Nada que hacer Monsieur Baruch

13) Prosas Apátridas Aumentadas

14) Las Respuestas del Mundo

15) Silvio en el Rosedal

16) La Tentación del Fracaso

17) Tres Historias Sublevantes

18) Vida y Pasión de Santiago el Pajarero

 

LIBROS SOBRE LA VIDA Y OBRA DE JULIO RAMÓN RIBEYRO

1) Ospina Villalba, Galia; “Julio Ramón Ribeyro”; Fundación Universidad de Bogota Jorge Tadeo Lozano; Bogota 2006.

2) Luchting, Wolfgang A.; “Julio Ramón Ribeyro y sus dobles”; Instituto Nacional de Cultura (INC); Lima 1971.

3) Márquez, Ismael P; “La retórica de la violencia en tres novelas peruanas”; New York 1994.

4) Gutiérrez, Miguel; “Ribeyro en dos Ensayos”; Lima 1999.

5) Coaguila, Jorge; “Ribeyro, la Palabra Inmortal”; Lima 1996.

6) Zorrilla, Zein; “Un Miraflorino en París”; Lima 1996.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.