Orhan Pamuk

Escritor turco (n. 1952). Premio Nobel 2006. Contenido: Frases de “Me llamo Rojo”, “Estambul, ciudad y recuerdos”, “La vida nueva” y “El castillo blanco”; libros escritos por Orhan Pamuk.

 

me_llamo_rojo
Frases de “Me llamo Rojo”

1) El ser humano acaba por olvidar una cara que nunca ve por muy querida que le sea.

2) El auténtico respeto no procede del corazón sino de seguir ciertas normas y de someterse a ciertas sumisiones.

3) Si el rostro de vuestra amada vive grabado en vuestro corazón, el mundo sigue siendo vuestro hogar.

4) La pintura es silencio para la mente y música para los ojos.

5) La capacidad y la habilidad auténticas no las estropea ni siquiera el amor por el dinero y la fama.

6) Si el amor es el tema de una escena, debe ser pintada con amor. Y si es el dolor, el dolor debe fluir de la pintura.

7) ¿Es el amor el que vuelve estúpidas a las personas o es que sólo los estúpidos se enamoran?

8) Si un hombre recurre a las astucias, a pequeños trucos y trampas, es que no está enamorado en absoluto.

9) Todos los estúpidos creen que en su amor se dan unas circunstancias especiales que requieren mucha prisa y así dejan al descubierto la violencia de su amor y le entregan un arma a sus amantes; si ellas son inteligentes, retrasarán la respuesta. Resultado: en el amor la prisa sólo produce el efecto contrario de lo que se pretende.

10) El hombre que sabe abrazar es un buen hombre.

11) El sentimiento más elemental de la vida es la envidia entre hermanos.

12) Cuanto más grande y colorida sea una ciudad, más rincones tendrá en los que ocultar nuestros crímenes y pecados, cuanto más poblada, más gente habrá entre la que mezclarnos con nuestras culpas.

13) La sabiduría de una ciudad no hay que medirla por los sabios que acoge, ni por sus bibliotecas, ni por sus ilustradores, sino por el número de crímenes tortuosos cometidos en sus calles oscuras a lo largo de miles de años.

14) En cuanto uno acepta que es malo, y el ser rechazado en el amor es una razón importante para llegar a serlo, la crueldad surge luego con facilidad.

15) Un buen pintor no se limita a permanecer en nuestras mentes con sus prodigios, sino que además acaba por cambiar el paisaje de nuestra memoria.

16) El fuego del amor que prende antes de casarse se apaga en la barrica del matrimonio y después sólo queda un solar triste y vacío. El amor que sigue al matrimonio también se acaba, por supuesto, pero su lugar lo ocupa la felicidad.

17) El sentimiento más sincero es el temor a que te tomen por alguien con el corazón de piedra.

18) El arte que es simplemente malo ni siquiera es capaz de provocarnos repugnancia.

19) Al contrario de lo que se piensa, los asesinos no surgen de los descreídos, sino de entre los que creen demasiado.

20) Los libros, aunque los tomamos por consuelo, sólo añaden profundidad a nuestra desdicha.

21) La pobreza, las lágrimas y la infelicidad, el mirarse al espejo y decepcionarse y llorar son cosas de mujeres tristes y feas.

22) Nosotros, los hijos de Adán, podemos conseguir un gran placer con algo a pesar de que nuestra conciencia y nuestra inteligencia sepan que está feo y mal.

23) Incluso una bofetada que se da sin motivo, si no hiere el orgullo del aprendiz, acabará siéndole útil.

24) La envidia entre hermanos siempre la causa un padre injusto.

25) Aunque uno sepa cómo ser feliz, puede no serlo.

 

estambul
Frases de “Estambul, ciudad y recuerdos”

1) Todo el que siente curiosidad por darle un significado a la vida se ha preguntado al menos una vez por el sentido del lugar y el momento en que ha nacido. ¿Qué significa que yo haya nacido en tal fecha en tal rincón del mundo?

2) Lo que opina el resto de la gente sobre todo tipo de cosas que hemos vivido acaba convirtiéndose no solo en lo que pensamos, sino en un recuerdo más importante aún que la propia experiencia vivida.

3) La diferencia entre el hombre al que le gusta soñar continuamente que es Napoleón y el hombre que se cree Napoleón es la diferencia que hay entre el soñador dichoso y el esquizofrénico desdichado.

4) Cada vez que empiezo a hablar del Bósforo, de Estambul, de la belleza de sus calles oscuras o de su poesía, una voz interior me previene de que no debo exagerar la belleza de la ciudad en que vivo para no ocultarme a mí mismo las carencias de la vida que llevo.

5) Si la ciudad nos parece hermosa y mágica, así debe ser nuestra vida.

6) En la vida de barrio tiene que haber un centro (generalmente una tienda) en el que se reúnan, evalúen y sopesen los cotilleos antes de volver a ser difundidos.

7) La imagen amarga de la vida es para el poeta más atractiva que la vida misma.

8) La esencia de la religión es el sentimiento de culpabilidad.

9) Llamémoslo falsa conciencia, fantasía o incluso ideología al viejo estilo, lo cierto es que todos tenemos en la cabeza un texto, en parte oculto, en parte legible, que le da significado a todo lo que hacemos en la vida.

10) Si lo importante para un pintor no es el realismo de las cosas sino su forma, para un novelista no lo es el orden de los acontecimientos sino su estructura, y para un escritor de memorias no lo es la verdad del pasado sino su simetría.

11) El luchador que siempre pierde nunca se harta de pelear.

12) Cualquier cosa que digamos sobre las características generales de una ciudad, sobre su alma o su esencia, acaba convirtiéndose de forma indirecta en una confesión sobre nuestra vida y, especialmente, sobre nuestro estado espiritual.

 

la_vida_nueva
Frases de “La vida nueva”

1) La fortuna, leí en algún sitio, no es ciega, es ignorante. La fortuna, pensé, es el consuelo de los que no saben de estadística y probabilidades.

2) Qué hermoso es que el amado contemple hasta hartarse el sueño de la amada.

3) La gente hace la mayor parte de las veces lo contrario de lo que piensa o de lo que cree que hace.

4) A veces pensaba que, como en las películas, el amor era el único medio de traer un universo lejano hasta e nuestro.

5) Todos intentamos vivir una vida con sentido, pero en algún punto nos detenemos.

6) Las cosas se preguntan entre ellas, se entienden, se susurran y crean entre ellas una armonía secreta que forma esa música que llamamos mundo. El hombre atento sabe oír, ver y comprender.

7) Cuando otros observan la naturaleza ven en ella sus propias limitaciones, sus insuficiencias, sus miedos. Luego, asustados por sus propias debilidades, le llaman a eso grandeza, la infinidad de la naturaleza. Yo veo en la naturaleza un mensaje poderoso que habla conmigo, que me recuerda la voluntad que necesito para seguir en pie, veo un riquísimo escrito que leo con decisión, sin miedo y sin compasión.

8) Los grandes hombres, como las grandes épocas y los grandes países, son aquellos capaces de acumular en su interior una fuerza tan poderosa que siempre esté a punto de estallar.

9) Imitar la infancia, como sabe cualquiera que haya ojeado unos cuantos libros, es la primera solución a la que recurren aquellos a los que les han cerrado en las narices las puertas del paraíso del verdadero amor.

10) Si aprenden a vivir la vida amándola comprenderán lo que tienen que hacer para ser felices.

11) Un buen libro es algo que nos hace recordar el mundo entero.

12) Es inútil buscar una clave, una palabra, una raíz, un original del que todos seamos una simple copia.

13) Me dan pena los lectores que a fuerza de presumir de la miseria de su vida, a la que conceden una sensibilidad estética que llaman chejoviana, la dotan de un sentimiento de belleza y grandeza, y odio a los autores listillos que convierten en profesión el dar a dichos lectores el consuelo que buscan.

14) Me atrevo a afirmar que el hecho de convertirme en un ratón de biblioteca me enseño a ser modesto.

15) Si los libros despertaban en mí una cierta disposición a hablar, la conversación se desarrollaba entre ellos en el interior de mi mente.

16) Amor y corazón noble son la misma cosa. El amor es la poesía de la tristeza. El amor es cuando el alma frágil se mira al espejo.

17) Al contrario de lo que creen algunos estúpidos pretenciosos, incluso un par de palabras son mejores que el silencio.

18) La tristeza, para todos aquellos que, como yo, han perdido el rumbo en la vida, se manifiesta como una rabia que pretende pasar por inteligencia.

 

el_castillo_blanco
Frases de “El castillo blanco”

1) El verlo todo relacionado es, en mi opinión, una enfermedad de nuestros días.

2) Es algo sabido que la vida no está predeterminada y que todas las historias son una cadena de casualidades. Pero incluso los que con conscientes de esa realidad, cuando llega cierto momento de su existencia y miran atrás, llegan a la conclusión de que lo que vivieron como casualidades no fueron sino hechos inevitables.

3) De la misma forma que a los imbéciles les importaban un rábano las estrellas, a las estrellas les importaban un rábano ellos.

4) Uno debe amar mucho la vida que ha escogido para luego hacerla suya.

5) Cuando uno envejece busca más la simetría, incluso en las historias.

6) Las profecías son una payasada, pero se pueden usar perfectamente para influir en los estúpidos.

7) En ocasiones uno ve en el comportamiento de algún niño o algún joven su propia infancia o su juventud y le contempla con cariño y curiosidad.

8) Hay novelas cuyos protagonistas continúan con sus aventuras en la imaginación del escritor fuera del libro una vez impreso.

 

LIBROS DE ORHAN PAMUK (EN ESPAÑOL)

1) La Casa del Silencio (1983)

2) El Castillo Blanco (1985)

3) El Libro Negro (1990)

4) La Vida Nueva (1994)

5) Me Llamo Rojo (1998)

6) Otros Colores (1999)

7) Nieve (2002)

8) Estambul, Ciudad y Recuerdo (2003)

9) La Maleta de mi Padre (2007)

 

DATOS BIOGRÁFICOS DE ORHAN PAMUK

Escritor turco (n. 1952). Premio Nobel 2006. Oriundo de la ciudad de Estambul, Pamuk a ganado con Me Llamo Rojo en Francia el premio al Mejor Libro Extranjero, en Italia el premio Grinzane y en Irlanda el premio internacional IMPAC; con la publicación de su libro Nieve se gano el odio de la prensa nacionalista turca.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.