Irène Nemirovsky

Escritora Rusa (1903 – 1942). Contenido: Frases de “Suite Francesa”, libros escritos por Irène Nemirovsky y libros sobre la obra de Irène  Nemirovsky.

 

suite_francesa
Frases de “Suite francesa”

1) Una novela debe parecerse a una calle llena de desconocidos por la que pasan no más de dos o tres personajes a los que se conoce a fondo.

2) Las desgracias públicas están hechas de una multitud de desgracias privadas.

3) Con la boca pequeña solemos repetir: “Hágase tu voluntad”, pero en nuestro fuero interno exclamamos: “Hágase mi voluntad, Señor”.

4) En política una derrota prepara la victoria.

5) El mundo está regido por leyes que no se han hecho ni para nosotros, ni contra nosotros.

6) Felices o desgraciados, los acontecimientos extraordinarios no cambian el alma de un hombre, sino que lo precisan, como un golpe de viento que se lleva las hojas muertas y deja a desnudo la forma del árbol; sacan a la luz lo que permanecía en la oscuridad y empujan el espíritu en la dirección en que seguirá creciendo.

7) El adolescente no se compadece de las desgracias ajenas, no las ve, sólo se ve así mismo.

8) Nuestra misión se encuentra allí donde el Señor nos ha puesto.

9) ¡Ah, el corazón¡ ¿Nada hermoso, nada grande puede hacerse sin él¡

10) Dichosos los que pueden amar y odiar sin disimulos, sin vacilaciones, sin matices.

11) Nada más constante en un ser humano que su forma de expresar su cólera.

12) En el fondo, todos juzgamos a los demás según nuestro propio corazón. El avaro cree que a todo el mundo lo mueve el interés; el lujurioso, el deseo, y así sucesivamente.

13) Lo que une o separa a los seres humanos no es el idioma, las leyes, las costumbres ni los principios, sino la manera de coger el cuchillo y el tenedor.

14) Cumple con tu deber sin esperar otra recompensa que la del cielo. Créeme, Dios lee nuestro corazón.

15) Me importa menos la libertad exterior, la libertad de viajar, de irme de esta casa, que ser libre internamente, elegir mi propio camino, mantenerme en él, no seguir el enjambre.

16) Los pueblos conocen sus propios defectos mejor que nadie.

17) En el corazón de cada hombre y de cada mujer pervive una especie de paraíso en el que la muerte y la guerra no existen, en que los lobos y las ciervas juegan en paz. Sólo hay que descubrirlo, sólo hay que cerrar los ojos a todo lo demás.

18) Nadie puede presumir de conocer el mar sin haberlo visto en calma y en la tempestad.

19) Los imperios mueren. Nada tiene importancia. Se mire desde el punto de vista místico o desde el punto de vista personal, es lo mismo. Conservemos la cabeza fría. Endurezcamos el corazón. Esperemos.

20) Para levantar un peso tan enorme / Sísifo, se necesita tu coraje / No me faltan ánimos para la tarea, / mas el objetivo es largo y el tiempo corto.

21) El mundo está cada vez más dividido entre los que poseen y los que no poseen. Los primeros no quieren soltar nada y los segundos quieren cogerlo todo. ¿Quién ganará?.

22) Quieren hacernos creer que vivismo en una época comunitaria en la que el individuo debe perecer para que la sociedad viva, y no queremos ver que es la sociedad la que perece para que vivan tiranos.

23) Todo el mundo está de acuerdo en la necesidad del sacrificio siempre que lo haga el vecino.

24) En los tiempos que corren una canalla vale más que un hombre honrado.

25) Quien dice revancha dice odio y venganza, la guerra eterna.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.