Thomas Mann

Escritor alemán (1875 – 1955). Premio Nobel 1929. Contenido: Frases de “Los Buddenbrook”; libros escritos por Thomas Mann y libros sobre la obra de Thomas Mann.

 

los_buddenbrook
Frases de “Los Buddnebrook”

1) La gente distinguida se hace esperar.

2) Cuando uno se encuentra entre personas extrañas, procura siempre presentarse lo mejor posible, medir las palabras y hacerse agradable.

3) El asiduo trabajo siempre es recompensado.

4) Cada familia tiene sus puntos flacos.

5) Aunque el discurso oral suele obrar de una manera más viva e inmediata, el escrito tiene la inmensa ventaja de que puede ser considerado y asimilado con tiempo y ser leído y releído, aumentando así su eficacia.

6) No estamos solos, no somos independientes, no somos seres aislados que se bastan a sí mismos, sino miembros de una cadena, y no tendríamos consistencia alguna sin la serie de aquellos que nos precedieron y nos mostraron el camino.

7) Atiende con animo a los negocios durante el día, pero no hagas más que aquellos que no pueden quitarte el sueño por la noche.

8) Para demostrar mi solvencia no tengo necesidad de tirar mi dinero a la primera charca.

9) No todo el mundo va siempre a sus fines por caminos honrados y justos.

10) ¡Un hombre de negocios no debe ser un burócrata¡

11) El triunfo no ha de esperarse en el pupitre … Yo siento una constante necesidad de dirigir las cosas personalmente, con la mirada, con el gesto y con la palabra …De Gobernarlo con la influencia inmediata de mi voluntad, de mi talento o de mi fortuna.

12) Todos somos débiles con corazones pecadores.

13) El celibato tiene siempre un peligro de aislamiento y dejadez.

14) La verdadera confianza del mundo la adquiere uno siendo cabeza y padre de familia.

15) Es triste vivir una sola vez, es triste no poder empezar de nuevo la vida, ya sabría uno disponer mejor.

16) El humor hay que conservarlo siempre.

17) En un matrimonio no siempre hay que tener en cuenta de qué lado cae la balanza de la moralidad.

18) Sé cuando el temor al escándalo comienza a llamarse cobardía.

19) Hay el escándalo interno, secreto, el que le roe a uno y devora la propia estimación, escándalo aun mucho peor que el otro.

20) ¿Aclimatarse? ¡No puede lograrse entre gentes descuidadas y descorteses, entre gentes a la vez holgazanas y livianas, superficiales y groseras¡ Entre gente así nunca podré aclimatarme.

21) Nuestros deseos y empresas nacen de ciertas exigencias, de nuestro nervio, difícilmente definibles con palabras.

22) Quien está satisfecho se queda en su sitio.

23) ¡Se es joven o viejo según se encuentre uno¡

24) ¿Qué es el éxito? Una fuerza, una prudencia y una aptitud enigmática, indefinible, la conciencia de imprimir un impulso al movimiento de la vida con la propia personalidad.

25) Con frecuencia las señales de la felicidad externa y perceptible, los indicios del encumbramiento, aparecen cuando en realidad todo camina ya hacia el ocaso.

26) En la vida uno se siente excitado y enfurecido por una proposición cuando no está completamente seguro de rehusarla e interiormente se siente tentado a su aceptación.

27) Celebrar el pasado es bonito, cuando el presente y el futuro lo son también.

28) Recordar a los padres es cosa agradable cuando uno se siente unido a ellos y está seguro de haber procedido siempre de acuerdo con su criterio.

29) Es muy cierto que el corazón que más se conmueve es aquel que dejó tras de sí una agitada vida y puede volver los ojos, en los cortos instantes de paz, a las horas solemnes que ya pasaron.

30) De una manera o de otra un muchacho debe conquistarse la confianza y el respeto de los que le rodean y crecen con él, cuyo aprecio necesitará en el curso de la vida.

31) Las aguas mansas suelen ser profundas.

32) Lo que uno es, puede y tiene, parece mísero, gris, insuficiente y tedioso; en cambio, aquello que uno no es, no puede ni tiene, es a lo que se dirigen ávidas nuestras miradas, miradas que son de amor, por miedo a que pudieran volverse de odio.

33) ¿Dónde estaré cuando haya muerto? ¡Y no obstante es de una claridad tan meridiana, tan abrumadora¡ Estaré en todos aquellos que dijeran, dicen y dirán: YO; y más que en ninguno, en aquel que lo diga con más entereza, con más aplomo, con más alegría.

34) La ajena compasión por nuestros dolores solo la muerte nos la procura.

35) A veces nos ocurre que recordamos a tal o cual persona y nos preocupamos por su estado; pero, de repente nos viene a la memoria que ya dejó de pasear por las calles y que su voz no suena en el general concierto de voces, porque sencillamente ha desaparecido para siempre del mundanal escenario, yaciendo allá, en alguna parte, a extramuros de la ciudad.

 

LIBROS DE THOMAS MANN

1) Los Buddenbrook

2) Montaña Mágica

3) Doctor Fausto

4) La Muerte en Venecia

5) Advertencia a Europa

6) El Amo y el Perro

7) Carlota en Weimar

8) Cervantes, Goethe, Freud

9) Freud y el Porvenir

10) Goethe y Tolstoi

11) Grandezas y MIserias de Ricardo Wagner

12) Las Historias de Jacob

13) José y sus Hermanos

14) El Pensamiento Vivo de Schopenhauer

15) El Problema de la Libertad

16) El Triunfo Final de la Democracia

17) Mario el Mago y otros relatos

 

LIBROS SOBRE LA VIDA Y OBRA DE THOMAS MANN

1) Mann, Erika; “Thomas Mann”. Madrid 1969.

2) Scarpa, Roque Esteban; “Thomas Mann, una personalidad en una obra”; Santiago de Chile 1961.

3) Scarpa, Roque Esteban; “Thomas Mann”; Santiago de Chile 1961.

4) Mann, Erika; “El último año”; Buenos Aires 1958.

5) Mendelsshon de, Peter y otro; “Thomas Mann 1875 – 1955”; 1975 .

6) Karst, Roman; “Thomas Mann: Historia de una Disonancia”; Barcelona 1974.

7) Mayer, Hans; “La Literatura Alemana desde Thomas Mann”; Madrid 1970.

8) Luckacs, Gyorgy; “Thomas Mann”; Barcelona 1969.

9) Alegria, Fernando; “Ensayo sobre cinco temas de Thomas Mann”; San Salvador 1949.

10) González Vigil, Ricardo y otros; “Cuatro Grandes Escritores y el Mundo Judío: Joyce, Kafka, Proust, Mann”; Lima 1983.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.