David Herbert Lawrence

Escritor ingles (1885 – 1930). Contenido: Frases de “El amante de Lady Chatterley”, libros escritos por David Herbert Lawrence y libros sobre la obra de David Herbert Lawrence.

 

el_amante_de_lady_chatterley
Frases de “El amante de Lady Chatterley”

1) No hay un camino suave hacia el futuro, pero le buscamos la vuelta o nos abrimos paso entre los obstáculos.

2) Hay que seguir viviendo a pesar de todos los firmamentos que se hayan desplomado.

3) Una mujer podía tomar a un hombre sin caer realmente en su poder. Más bien podía utilizar aquella cosa del sexo para adquirir poder sobre él.

4) Un hombre necesita apoyo y consuelo. Un hombre necesita tener un ancla en el mundo de la seguridad. Un hombre necesita una esposa.

5) Un hombre puede alcanzar una fama considerable, signifique lo que signifique, si se habla de él de la forma adecuada, especialmente “allí”.

6) A veces es inteligente ser medio tonto: si quieres llegar a donde te propones.

7) Hay que ser humano y tener un corazón y un pene si queremos librarnos de ser dioses o bolcheviques … porque las dos cosas son lo mismo: las dos son demasiado hermosas para ser ciertas.

8) Sólo lo que dura toda nuestra vida tiene importancia.

9) El sexo momentáneo no es nada si se compara con toda una vida vivida juntos.

10) Una vida inconexa no tiene sentido. Si la falta de sexo va acabar desquiciándote, sería mejor entonces que tuvieras una aventura amorosa. Si la falta de un hijo va acabar desquiciándote, ten entonces un hijo si es posible. Pero haz esas cosas sólo para llegar a una vida integral que se convierta en un todo armónico.

11) La vida puede acabar dando a todo perspectivas diferentes.

12) Cuando un espíritu sentimental recibe una herida que no mata al cuerpo, el alma parece irse recuperando a medida que se recupera el cuerpo. Pero es sólo una apariencia. Se trata del mecanismo de la costumbre que trata de ponerse en marcha. Lenta, lentamente, la herida del alma comienza a hacerse notar otra vez, como una contusión que va profundizando lentamente su terrible dolor hasta llenar la mente por completo. Y cuando creemos que nos hemos recuperado y olvidado es justamente cuando nos enfrentamos al peor aspecto de los efectos secundarios.

13) El dinero es el sello y la imagen del éxito.

14) Una vez vivo el dinero es una necesidad, y es la única necesidad absoluta. De todo el resto puede prescindirse en caso necesario. Pero no del dinero.

15) Sólo se vive una vez, y si se pierde el tren, se queda uno en el andén con el resto de los fracasados.

16) El sentido físico de injusticia es un sentimiento peligroso una vez que aparece. Debe tener una vía de escape o acaba devorando al que lo padece.

17) Ser bufón es mucho más humillante que ser vulgar.

18) Una mujer tiene que vivir su vida, o vivir para arrepentirse de no haberla vivido.

19) En la medida que uno empieza a olvidarse del cuerpo es feliz. Y en el momento que uno empieza a ser consciente de su cuerpo se es desgraciado.

20) El público responde sólo positivamente cuando se apela a sus vicios.

21) El mundo no permite la existencia de eremitas (Nota: Ermitaño).

22) Cuando la pasión está muerta o está ausente, el maravilloso impulso de la belleza es incomprensible e incluso un tanto despreciable.

23) Tanto da que le cuelguen a uno por un cordero como por una oveja.

24) Lo importante no es: toma todo lo que tengas y dáselo a los pobres, sino: toma todo lo que tengas para levantar la industria y dar trabajo a los pobres. Es la única forma de alimentar todas las bocas y vestir todos los cuerpos.

25) Dar a los pobres todo lo que tenemos significaría el hambre para los pobres tanto como para nosotros. Y el hambre universal no es una meta elevada.

26) Puede que surja un individuo de las masas. Pero ese surgimiento no altera la masa. Las masas son inalterables. Ese es uno de los puntos más importantes de la ciencia social.

27) Las masas han sido dominadas desde el principio de los tiempos y hasta que los tiempos se acaben tendrán que seguir siendo dominadas. Es una pura hipocresía y una farsa decir que se pueden gobernar por si mismas.

28) Lo importante no es quién nos haga, sino el lugar donde nos coloque el destino. Coloca cualquier niño entre las clases dominantes y crecerá para convertirse, dentro de su capacidad, en un dominador. Sitúa a los hijos de reyes y duques entre las masas y serán pequeños plebeyos, productos de la masa. Es la presión irresistible del medio.

29) El que no arriesga no pasa la mar.

30) Se dice que un hombre no tiene cerebro cuando esta loco, y que no tiene corazón cuando es un malvado, que no tiene estómago cuando es un cobarde. Y cuando no tiene ni rastro de ese nervio y ese empuje salvaje que tiene que tener un hombre se dice que no tiene pelotas. Cuando es un animal domesticado.

31) Todos los hombres son iguales: son como niños y hay que llevarles la corriente y adularles y dejarles creer que hacen lo que se les da la gana.

32) Si nos importa un hombre tenemos que aceptar lo que sea cuando le vemos que está decidido a algo; tengamos razón o no, hay que agachar la cabeza. Si no, mala cosa.

33) Una vez que se ha querido de verdad a un hombre, se puede ser cariñosa casi con cualquier hombre si de verdad la necesita a una.

34) Esa obligación que tienen los turistas de tenerse que divertir es infinitamente humillante: es una pérdida de tiempo.

35) El sexo no es más que tacto, el más íntimo de todos los tactos. Y es el tacto lo que nos da miedo.

36) El dinero envenena cuando se tiene y mata de hambre cuando no.

37) Hay unas grandes manos blancas que se agitan en el aire y tratan de aferrarse a la garganta de cualquiera que trate de vivir más allá del dinero para estrangularle.

38) No hay seguridad frente al futuro, a no ser creyendo en lo mejor que llevamos dentro.

 

LIBROS DE DAVID HERBERT LAWRENCE

1) El Amante de Lady Chatterley

2) Amores

3) El Arco Iris

4) Cartas

5) La Dama Encantadora

6) Estudios Sobre Literatura Clásica Norteamericana

7) Fantasía del Inconsciente

8) Fénix, Naturaleza, Pueblos, Países y Razas

9) El Hombre que Murió

10) El Hombre y el Muñeco

11) La Serpiente Emplumada

12) Mañanas en México

13) Mujeres Enamoradas

14) Pulso Literario

15) Apocalipsis

16) Canguro

17) Defensa de Lady Chatterley

18) La Feria de los Patos

19) Hijos y Amantes

20) El Trasgresor

21) La Mujer Perdida

22) La Mujer que se fue a Caballo

23) Paseos Etruscos

24) El Pavo Real Blanco

25) Los Perros de Abajo

26) La Primera Lady Chatterley

27) El Resucitado

28) La Virgen y el Gitano

 

LIBROS SOBRE LA VIDA Y OBRA DE DAVID HERBERT LAWRENCE

1) Fabre-Luce, Alfred; “D. H.  Lawrence”; Buenos Aires 1944.

2) Leavis, F. R., “D. H. Lawrence Novelista”; Barcelona 1974.

3) Pinto, Ana; “D. H. Lawrence”; Salamanca 1983.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.