Louis Ferdinand Céline

Escritor francés (1894 – 1961). Contenido: Frases de “Viaje al fin de la noche”; libros escritos por Louis Ferdinand Céline (en español).

 

FRASES DE “VIAJE AL FIN DE LA NOCHE”

viaje_al_fin_de_la_noche
Frases de “Viaje al fin de la noche”

1) En la vida lo principal es explicarse.

2) Cuando se carece de imaginación, morir es cosa de nada; cuando se tiene, morir es cosa seria.

3) Para que el cerebro de un idiota se ponga en movimiento, tienen que ocurrirle muchas cosas y muy crueles.

4) La mayoría de la gente no muere hasta el último momento; otros empiezan veinte años antes y a veces más. Son los desgraciados de la tierra.

5) La edad ayuda para las ideas. Te vuelves práctico.

6) El alma es la vanidad y el placer del cuerpo, mientras goza de buena salud, pero es también el deseo de salir de él, en cuanto se pone enfermo o las cosas salen mal.

7) El delirio de mentir y creer se contagia como la sarna.

8) Cada cual llora a su modo el tiempo que pasa.

9) La tristeza del mundo se apodera de los seres como puede, pero parece lograrlo casi siempre.

10) Para que te consideren razonable, nada como tener una cara muy dura. Cuando tienes la cara bien dura, es bastante, entonces casi todo te está permitido, absolutamente todo, tienes a la mayoría de tu parte y la mayoría es quien decreta lo que es locura y lo que no lo es.

11) Cuando eres débil, lo que da fuerza es despojar a los hombres que más temes del menor prestigio que aún estés dispuesto a atribuirles. Hay que aprender a considerarlos tales como son, es decir, desde cualquier punto de vista. Eso te despeja, te libera y te defiende más allá de lo imaginable. Eso te da otro yo. Valores por dos.

12) Todo lo interesante ocurre en la sombra.

13) Os los aseguro, buenas y pobres gentes, gilipollas, infelices, baqueteados por la vida, desollados, siempre empapados en sudor, os aviso, cuando a los grandes de este mundo les da por amaros, es que van a convertirnos en carne de cañón.

14) No hay otro descanso, se lo aseguro, para los humildes que el desprecio de los grandes encumbrados, que sólo pueden pensar en el pueblo por interés o por sadismo.

15) Es más difícil renunciar al amor que a la vida.

16) La mujer que sabe tener en cuenta nuestra miserable naturaleza se convierte con facilidad en nuestra amada, nuestra indispensable y suprema esperanza.

17) Digan lo que digan, no es divertido envejecer en los países en que no hay distracciones … Te ves obligado a mirarte al espejo, cuyo azogue enmohece, y verte cada vez más decaído, cada vez más feo … No tardas en pudrirte, entre el verdor, sobre todo cuando hay un calor atroz.

18) Cuando el odio de los hombres no entraña riesgo alguno, su estupidez se deja convencer rápido, los motivos vienen solos.

19) La verdad de este mundo es la muerte. Hay que escoger: morir o mentir.

20) Casi todos los deseos del pobre están castigados con la cárcel.

21) Es increíble lo que pueden asquearte las personas a las que te dispones a pedir un favor.

22) La belleza es como el alcohol o el confort, te acostumbras a ella y dejas de prestarle atención.

23) Un traje nuevo es algo que te trastorna las ideas.

24) Te vuelves viejo y de forma irremediable. Lo notas porque has aprendido a amar tu desgracia, a tu pesar. Es la naturaleza, que es más fuerte que tú, y se acabó.

25) En la fatiga y la soledad se manifiesta lo divino en los hombres.

26) Mientras estás en la guerra, dices que será mejor con la paz y después te tragas esa esperanza, como si fuera un caramelo, y luego resulta que es mierda pura.

27) El viajero solitario es el que llega más lejos.

28) Los estudios te cambian, te infunden orgullo.

29) A fuerza de hacer economías en todo, por todo, se te han pasado todos los deseos.

30) Las costumbres se adquieren más rápido que el valor.

31) La miseria persigue implacable y minuciosa al altruismo y las iniciativas más amables reciben su castigo implacable.

32) Mientras eres capaz aún de desempeñar un papel, tienes asegurada la felicidad.

33) Lo único terrible en nosotros y en la tierra y en el cielo acaso es lo que aún no se ha dicho.

34) Los propios recuerdos tienen su juventud … Se convierten, cuando los dejas enmohecer, en fantasmas repulsivos.

35) Cuando te acosa la fiera hedionda de la miseria, ¿para qué discutir?

36) Hay que abandonar la esperanza de dejar la pena en algún sitio por el camino.

37) Las epidemias no cesan hasta el momento en que los microbios sienten asco de sus toxinas.

38) El dolor se exhibe, mientras que el placer y la necesidad dan vergüenza.

39) Te diviertes como puedes, cuando las ocasiones de salir son escasas, por falta de dinero, y más escasas aún las ocasiones de salir de ti mismo y de follar.

40) Una mujercita un poco violenta y un poco viciosa, digan lo que digan, te transforma a un hombre, que no lo reconoces.

41) El mundo nos abandona mucho antes de que nos vayamos para siempre.

 

LIBROS DE LOUIS FERDINAND CELINE (EN ESPAÑOL)

1) Viaje al Fin de la Noche

2) Muerte a Crédito

3) De un Castillo a Otro

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.